Semana Santa es una de las mejores épocas del año para viajar ya que las ofertas de vuelos y hoteles suelen ser más baratas que en plena temporada alta de verano. Pero viajar en Semana Santa no sólo beneficia a nuestra economía sino que también tiene un impacto positivo en nuestro estado de ánimo ya que nos sirve para romper la rutina, escapar del estrés y combatir la apatía del invierno.

Beneficios de la Semana Santa a nivel psicológico

Sin duda, de enero a marzo son los meses más duros del año. Los días cortos y fríos del invierno nos afectan, alterando nuestros biorritmos naturales y nuestro equilibrio hormonal, lo que unido al estrés experimentado por trabajar demasiado, acaba interfiriendo negativamente en nuestra vida cotidiana. Y, naturalmente, cuanto más se prolongue esta situación en el tiempo, más nos afectará a nuestro cuerpo y nuestra mente. Nos sentimos más tristes y desanimados, más cansados, con menor capacidad de concentración, más irritables, con cambios de humor bruscos… Todos ellos, claros síntomas de que necesitamos parar, descansar  y escapar del estrés. Por ello, la Semana Santa se convierte en nuestro mejor aliado, siendo el momento idóneo para hacer una breve escapada.

Se ha demostrado que hacer descansos o viajes en intervalos cortos pero de forma periódica, es decir, cada tres o cuatro meses, es la mejor manera para combatir el estrés diario, mejorar la salud mental y aumentar el bienestar. Por tanto, podemos señalar que para mantener un estado psicológico saludable resulta más recomendable hacer más viajes de menos duración a lo largo del año que hacer un único viaje más largo en verano o navidad ya que, durante vacaciones de larga duración desaprovechamos la oportunidad de relajarnos y acabar con el estrés al adaptarnos al tiempo libre.

Por este motivo, tómate esta Semana Santa como unas mini vacaciones y disfruta del clima primaveral. Piensa que el descanso es una recompensa a las costosas obligaciones diarias. Créate unas expectativas realistas para esta Semana Santa, ajustadas a tu situación personal, familiar y económica ya que, de lo contrario, si tienes unas altas expectativas difíciles de cumplir, lo más probable es que te generen mayor frustración y ansiedad al no poder alcanzarlas.

Nuestra recomendación es simple. Esta Semana Santa saborea el sol y las horas de luz ya que esto te ayudará a sentirte más positivo, subir tu estado de ánimo, recargar la energía para continuar el año… es decir, te ayudará a aumentar tu bienestar psicológico.

No obstante, si el descanso de estos días no te aporta los beneficios psicológicos esperados, por lo que al retomar tu rutina continúas sintiendo que tu nivel de ansiedad o estrés están desbordándote, no dudes en contactar con nosotros. En nuestra consulta de psicología situada en el centro de Valencia, podemos ayudarte a manejar la ansiedad o malestar que te genera tú día a día. ¡Llámanos y pide cita!