Cuando un niño o adolescente ha sido diagnosticado con cáncer y se ha sometido a un tratamiento de quimioterapia, indudablemente siente dolor físico como consecuencia directa  de la enfermedad o como efecto secundario del tratamiento, pero también responde a nivel emocional ante dicha situación. Ansiedad, enfado, culpa, tristeza e incluso depresión, son muchas de las reacciones emocionales que frecuentemente experimentan los niños que sufren esta enfermedad.

En la actualidad, en España se diagnostican 1.400 casos nuevos de cáncer infantil cada año, con una tasa de supervivencia del 80%. Mediante la relajación y sobre todo el juego, estos niños pueden conseguir evadirse de su dolor. Es decir, al transportarse dentro del juego, reducen la posibilidad de que su mente genere pensamientos negativos y disfuncionales que incrementan el dolor y el trauma emocional. Sin duda, aunque cada niño es diferente y su reacción depende en gran medida de la edad, madurez y personalidad del mismo, podemos afirmar que estas técnicas pueden ayudar tanto a sobrellevar la experiencia de tener que estar hospitalizado como influir favorablemente en la recuperación de su salud.

Hoy, la Asociación Juegaterapia lanza una nueva campaña con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil en la que se plasma la importancia del juego para que los niños sobrelleven mejor los tratamientos. Su lema es “La quimio jugando se pasa volando”. En su videoclip varios niños que padecen la enfermedad cantan y bailan la canción “Resistiré” del Dúo Dinámico. Cuentan la historia de una niña que padece la enfermedad y que gracias al juego logra evadirse de la rutina del hospital. La niña se introduce dentro de una pantalla de un videojuego e intercambia bailes y juegos con otros niños.

Aquí os dejo el videoclip, ¡no te lo pierdas!