Ataques de Pánico

Ansiedad

Este trastorno se caracteriza por la aparición frecuente de ataques de pánico, entendiendo por ataque de pánico la aparición de forma repentina de muchas sensaciones físicas desagradables de ansiedad así como pensamientos catastróficos de muerte o pérdida de control. A menudo, estas sensaciones y pensamientos limitan la vida de la persona que lo sufre ya que, teme que le ocurran desgracias muy dramáticas y personales, como morir, tener un ataque al corazón, volverse loco, perder el control, ahogarse o desmayarse… y, por tanto, su reacción para librarse del malestar que le produce experimentar el ataque de pánico va a ser buscar ayuda y seguridad, acudiendo a urgencias o hablando con médicos, tomando psicofármacos, distrayéndose o realizando cualquier otra conducta que corte o reduzca su angustia.


Un ataque de pánico o crisis de ansiedad consiste en la aparición de un miedo o malestar intenso que alcanza su máxima intensidad en pocos minutos, acompañado de algunos de los siguientes síntomas:

 

  • Palpitaciones o elevación de la frecuencia cardiaca (taquicardia).
  • Sensación de ahogo o falta de aire.
  • Opresión o malestar en el pecho.
  • Miedo o pánico.
  • Sudoración, escalofríos o sofocos.
  • Temblores o sacudidas.
  • Náuseas o molestias abdominales.
  • Inestabilidad, mareo o desmayo.
  • Sensación de irrealidad o estar separado de uno mismo.
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo.
  • Miedo a perder el control, volverse loco o a morir.

El tratamiento de los trastornos de pánico que realizo en mi consulta comprende el aprendizaje de las habilidades necesarias para gestionar de forma adecuada la sintomatología ansiosa que se presenta, empleando los métodos más eficaces de la terapia psicológica:

 

  • Entrenamiento en técnicas de relajación y respiración para disminuir el nivel de activación general y ayudar a reducir la sensación de miedo.
  • Aprendizaje de técnicas para el control de pensamientos desagradables y negativos que puedan aumentar o desencadenar estos estados de ansiedad.
  • Exposición de forma controlada y gradual a diferentes elementos temidos que producen ansiedad, logrando comprobar que la ansiedad que experimenta es inocua.
  • Se calcula que más de un 20% de las personas ha experimentado un ataque de pánico en algún momento de su vida. De éstos, aproximadamente un 20 % desarrollarán un trastorno de pánico.
  • En cuanto a la distribución por sexos, dos de cada tres personas que tienen un ataque de pánico son mujeres.
  • La edad de aparición se sitúa entre los 25 y los 30 años de edad, siendo raro que aparezca el primer ataque de pánico después de los 40 años de edad.
  • Entre el 80 y el 90% de las personas con ataques de pánico que reciben tratamiento psicológico superan su problema.

%

Entre el 80 y el 90% de las personas con ataques de pánico que reciben tratamiento psicológico superan su problema